viernes, 25 de noviembre de 2011

Espionaje en el reino.


El que luego sería un antagonista del guardián real, el mariscal de los mares Volkmar Shcwartz, intentó intervenir en el asunto con el espía de Mirzám. Pero el guardián ya se había encargado de eso, sin demasiada paranoia ni pánico. El mariscal no era de la misma opinión e intentó saltearse la cadena de mando y la jurisdicción. Fue la primer confrontación entre ambos hombres.

"Ante tal deshonroso atentado en el reino. Con mi experiencia de mariscal me veo obligado a opinar y dar consejo. Mi sabiduria me indica que más allá de desplegar nuestra guardia para defender cada punto de las fronteras.
Lo mejor sería situar un contingente de contraespionaje dentro de nuestro reino para que nos pueda informar en caso de que vuelva a existir este peligro.
De esta forma la guardia podrá continuar con sus quehaceres y todo ataque por metodos de subterfugio será controlado.
Es tan solo un consejo que permitiría defender de forma más eficiente a nuestro reino.
Atentamente Volkmar Schwartz
PS: Seria un honor para mi usar mis conocimientos sobre el arte de la guerra para defender nuestro reino de posibles enemigos. Teniendo nuestro reino un mariscal eficiente no tendriamos porque temer a nadie."

La respuesta llegó en breve, por parte del guardián real:
"No se preocupe compañero por el espia, que pronto no habra más espía del que preocuparse. Y eso es solo la muestra de lo que puede pasarle a cualquier que cruce las fronteras de Azalays con malas intenciones.
sir Dai Ichinén El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azaláys."

Este evento con el espía, parece que generó una diferencia de criterios entre los dos miembros de la corte azalayana. Los roces se fueron acrecentando, terminando de explotar cuando el mariscal comenzó a intrigar en contra de la reina. Se sabe que el guardián real lo expulsó del reino el mismo. El mariscal se retiró al norte al reino meridional.

Dos apartados de la crónica personal de Ichinén:
"Bitácora personal, calendario estelar 20050614:
Gente nueva se ha unido al reino, tengo que hablar urgente con la reina. Hace ya bastante que no me pongo en contacto con ella y esto me preocupa. He llegado a Thuban y no encontré a Lestat, me quedaré unos días más y coordinaré mis asuntos desde aquí. Espero que Lestat llegue pronto, me esta preocupando, puede que esté en problemas. No quiero tener que enviar más gente fuera del reino, algo esta surgiendo en lo profundo, por debajo de la superficie de lo aparente. Mi sangre me grita desde lo más profundo de mi vida que el enemigo se encuentra en todos lados. A veces pienso que esa intuicion es tan solo un paranoia leve que me acaece por momentos, pero los hechos se demuestran en consonancia. Tal vez esta una semana más en Thuban y luego me voy a ir a Alhadar, a encontrarme con la reina, si es que no consigo ponerme en contacto antes.
sir Dai Ichinén El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azaláys."

"Bitácora personal, calendario estelar 20050615:
La verdad, que hoy fue un día horrible, el tiempo fue un desquicio en Thuban. El fuerte sufre de goteras y es más frío que el castillo Kaikan. Al final pude comunicarme con la reina, pero apenas pudimos hablar. Igualmente, por razones que no mencionaré aqui. El lazo esta cortado, no puedo comunicarme de nuevo. Mi alma se lamenta y un frío invade mis entrañas. En algún lugar, siento a Rokuten que se esta riendo. Ah, Rokuten, disfrutas con cada vez que sufro, con cada vez que me equivoco, con cada vez que me doblo en dos por el dolor. Por el dolor y el temor de volver a pasar por ello. La última vez que te lance un desafio, me llevaste a tu infierno y me marcaste al costado. ¿Querés guerra, Rokuten? ¿Querés mi alma? Vení a buscarla si eso deseas, estoy harto de este juego de humo y espejos, de pesadillas y dolores torácicos. Estoy en el fuerte Thuban, si sabes donde encontrarme, no le tengo miedo a la muerte. NO te tengo miedo a vos. Vení, te estoy esperando. Hoy me siento muy mal y estoy preparado para ir a cuantos infiernos se te ocurra. Nadie va a venir a buscarme, nadie debe hacerlo. Solo vos y yo, demonio cobarde. Decís ser mi hermano, aunque no recuerdo tener ninguno. Veremos el último que termina en pie.
sir Dai Ichinén El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azaláys."

En tanto, en otros lugares:
Extractos de la Historiografía del Medievo, por el gran mago Serra:
Del apartado, Alianzas y rupturas:
"Pacto de no agresión: los reinos de Azeroth y Mitjaval, fronterizos entre sí, emprendieron un pacto de no violencia por la guerra que se avecinaba."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada