martes, 22 de noviembre de 2011

Mensaje urgente para Enrika, condesa de Mirzám.

Esta serie de misivas, nos relata una crónica sobre cierto espía que apareció en el condado de Mirzám: 

"Mi muy Estimada Condesa, me informan mis Oráculos que se ha infiltrado un espía en Vtros dominios. Le ruego proceda con suma cautela al compartir ideas con Vtros súbditos, dado que se trata de un ser muy poderoso y por tanto peligroso. Atienda este menester lo más pronto posible. Sugiérole contar con la ayuda de Sir Dai Ichinen, siendo él el más idóneo para encabezar esta investigación. 
Sin más se despide de Vos, 
Vtra. Humilde Servidora 
Mina." 

El guardián real, le escribió a la sacerdotisa al enterarse de esto: 
"Mi muy querida sacerdotisa: 
Que seria de nosotros si no la tuvieramos, no habríamos sobrevivido a nada de lo ocurrido, si lo sabré yo. Y es por eso que siempre agradezco su sagacidad. Indagare sobre el asunto, pero confío en que la condesa Enrika sabrá como tratar el tema y sepa que cuenta conmigo para lo que necesite.
sir Dai Ichinén El Guerrero Osado, guardián real de Azalays." 

Se sumó una respuesta del director de la universidad al respecto: 
"¿Un espía aquí? Parece difícil creer que tan pronto haya que pensar 2 veces antes de hablar... 
Su humilde servidor,se ofrece voluntariamente para ayudarlos en cuestión de desenmascarar a dicho espía. Como ya he dicho, a pesar de tener tan poco tiempo aquí,he aprendido a querer a esta tierra, por lo que ayudare a Mirzám y a Azalays, mientras me sea posible. 
Sakrono de Laisha" 

La orden emitida por el guardián sobre el tema, no se hizo esperar: 
"Dejo todo en las capaces manos de tres personas de mi confianza, así que creo que debo despreocuparme de cualquier otra cosa en Mirzám, por lo menos allí. 
sir Dai Ichinén El Guerrero Osado, guardián real de Azalays." 

Acto seguido, las dos cartas enviadas por la condesa, a la sacerdotisa del Oppidum y al guardián real, respectivamente: 
"Excelentísima Señora Mía: 
Bien habéis hecho en alertarme acerca de lo que os ha sido revelado; cierto es que he puesto sumo cuidado en aquellos que me rodean pues sé que el cielo, por ser alto, no está libre de buitres...El infiltrado ha sido localizado y apresado, yo misma le ajusticiaré, si me es permitido( bien conocéis que gusto de tales prácticas). 
Infinitamente agradecida por vtra, leltad y esperando ansiosamente su visita, la saluda, Enrika,Condesa de Mirzám." 

"Queridísimo Duque de Menkalinam: 
Exitosamente hemos dado caza al espía, se trataba de un traidor de nuestro mismo pueblo y no de un infiltrado, como suponíamos. Ya lo hemos inducido a la confesión de su propósito, el cual os comunicaré más adelante, cuando os dispongáis a aventuraros por mis tierras; sabed, por ahora que ya la situación ha sido controlada y os pido formalmente que me autoricéis a proceder para aplicar el castigo que en mis tierras se otorga a los traidores. 
Mis más sinceros deseos de bienaventuranza para vos, Enrika, Condesa de Mirzám." 

Respuesta del guardián Ichinén: 
"Mi querida condesa: 
Conozco su manera de accionar y se muy bien con la eficacia con la que se movió. Este traidor bien sabe que hacer con el. No recuerdo bien cual es la practica en su región, pero mi método para los traidores es el sistema Juliano de tolerancia cero. Para ser especifico, ajusticielo con premura y que se encuentre con su Dios, cual este sea. Bajo mi responsabilidad, correrá la muerte de este inmundo espía, pero no lo haga antes de saber para quien trabaja. Espere mi llegada hasta la ciudad de Mirzám, donde podre hablar con el criminal en persona. Un gran maestre de cierta orden cuyo nombre no debe ser mencionado, decía: "Siempre que tengas que matar a un enemigo miralo a los ojos primero." Si intenta huir, matelo, pero trate de mantenerlo vivo hasta mi llegada. Vivo, y entero. 
sir Darth Ichinén El Guerrero Oscuro, guardián real de Azalays." 

Diferentes asuntos llevaron a que el guardián real, cancelara el viaje a Mirzám: 
"Querida condesa: 
Por motivos ajenos a mi control, extraño que yo diga eso, no es posible acercarme a la ciudad de Mirzám. Estoy en el fuerte Thuban, atendiendo unos asuntos con sir Lestat. Le envío a una persona de mi mayor confianza. El hombre en cuestión es un miembro de la guardia real, su nombre es sir Nakarius y esta autorizado a interrogar al prisionero todo lo que desea. Una vez que mi compañero haya terminado y se reuna conmigo en la capital Mira, puede usted ejecutar al recluso. Es mi orden final, sin posibilidades de cambio. 
sir Darth Ichinén El Guerrero Oscuro, guardian real de Azalays." 

En respuesta, la condesa le escribió lo suguiente: 
"Eminentísimo Duque de Menkalinam, Sir Ichinén: 
Ha sido ejecutado, conforme con vuestras órdenes y bajo mi misma tutela, el espía descubierto reciéntemente luego del minucioso interrogatorio del caballero que vos mandásteis, Sir Nakarius. Podéis retornar a la paz que tanto amáis, al menos por ahora. Me tomo el gran atrevimiento de pediros a éste gallardo caballero para mi propia protección. Sabed disculpad la tardanza en la ejecución mas, como sabéis, soy de salud delicada. 
Me despido atte, Enrika, condesa de Mirzám." 

Y la respuesta llegó a los pocos días: 
"Mi querida condesa: 
Sabia de su eficiencia, confiaba en ello plenamente. Espero que la segunda bacanal le mejore la salud, la he visto comer poco o nada. Muchas gracias por estar siempre allí, cuando se la necesita. 
sir Darth Ichinén El Guerrero Oscuro, guardián real de Azalays." 

Posteriormente, envió una nueva misiva a Mirzam: 
"Querida condesa: 
En cuanto sea posible, quisiera que nos encontraramos en una misma reunión, los señores de cada región. Esto nos compete a usted, a mi, a la reina y a sir Seiferin. El único problema seria contactar a sir Seiferín. No se nada de el, desde que deje Thuban, quizás usted sepa mas de el que yo. Espero verla pronto o pasar a la brevedad por Mirzám. Suyo, se despide. 
sir Dai Ichinén El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azalays." 

La que en este caso respondió, fue la sacerdotisa: 
"Mi querido Señor Ichinén, 
Le aseguro que en Oppidum encontrará Vd. un modo certero de contactar a Sir Seiferín. 
Le espero ansiosamente para compartir con Vd. esta información. 
Saludos amorosos y atentos, 
Vtra. Humilde Servidora, 
Mina." 

Y una última carta del guardián, que desconocemos si obtuvo respuesta, mucho se ha perdido. El tema era sobre la flota del reino de Azalays: 
"Querida Condesa Enrika: 
Con la nueva adquisición de los barcos, he decidido enviarlos al puerto mas cercano a su ciudad, hasta encontrarlos un lugar definitivo. Aunque, lo mas probable es que Mirzám sea el hogar definitivo de toda la flota y el puerto de salida mas importante del reino. Espero su respuesta, cuídese y nos veremos una de estas noches. 
sir Dai Ichinén El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azalays."

En tanto, en otros lugares:
Extractos de la Historiografía del Medievo, por el gran mago Serra:
Del apartado, movimientos políticos:
"Marcha de la dinastía Coelho: El margrave de la dinastía Coelho, Portugués I, decide abdicar a su trono y le entrega el cetro de monarca de las tierras de Astur al joven Eduardo de Mariola."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada