jueves, 17 de noviembre de 2011

Diario de viaje de Ichinén.

Fragmentos del diario personal del guardián real de Azalays, en las tierras de Azeroth: 

Bitácora personal, calendario estelar 200050724: 
Luego de estar días sin poder escribir de tanto estar ocupado en el reino de Azeroth, finalmente puedo ponerme a registrar algo. Malas noticias me llegan de mi reina, algo para preocuparme. Quizás ni pueda quedarme a la boda de la reina Arwen y mi anfitrión. Estas novedades, que prefiero callar, me llenan de adrenalina. Una mezcla de pena con furia y preocupación. Pero si alguien creyó que podía conmigo tan fácil, se topo con que tiene mas de lo que puede masticar. Por ahora, sigo en Alqualonde hasta que pueda partir a casa. Ahora entiendo por que mi sangre me decía que regresara. Aunque todavía es temprano. 
sir Dai Ichinen El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azalays. 

Bitácora personal, calendario estelar 200050724: 
Busque al rey por todos lados, pero más de un sirviente me dijo que se encontraba ocupado. Ya entrada la noche, intente encontrarlo, no podía esperar mas y debía partir. Un sirviente me dijo, "el rey esta durmiendo, pero si quiere lo puedo despertar". "No, dejelo dormir, solo digale que sir Ichinén se disculpa por salir tan intempestivamente y sin poder saludarlo". Con paso presuroso y a grandes zancadas me fui hacia el grupo de Azalays que trataban de calmar a la sacerdotiza Zelaris. "Hay un disturbio en la fuerza, me dijo y me le quede mirando. "Tu también lo sentiste, Ichinén". Asentí con total asombro. Estoy negociando con los marinos de Alqualonde para que nos den un barco y así poder llegar a Nascira. No muchos quieren partir, el tiempo amenaza empeorar, puede ser peligroso. Pero en mi sangre siento, que si me quedo esperando mas, eso puede ser mas peligroso. 
sir Dai Ichinen El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azalays. 

Bitácora personal, calendario estelar 200050730: 
Esta será la última bitácora que escribiré en tierras de Azeroth, por lo menos en mucho tiempo. Salimos de Alqualonde en el barco de Azeroth, no sin agradecerle al rey Daile y recordarle que tiene un gran reino con muy buena gente, sobre todo hospitalaria. El mar nos acuna en su ir y venir, mientras trato de mantenerme calmado ante las evidentes sombras que se cierne sobre la corona. Igualmente la reina me tranquilizo en nuestra ultima conversación, ella sabe con que lidia y tiene experiencia con estos sujetos. Solo espero que yo me mantenga tan tranquilo y no pierda los buenos modales y la frialdad. Solo espero que no gane el demonio interior. 
sir Dai Ichinen El Guerrero Osado, duque de Menkalinam, guardián real de Azalays. 

En tanto, en otros lugares:
Extractos de la Historiografía del Medievo, por el gran mago Serra:
Del apartado, movimientos políticos:
"La decadencia de Adarshyn: Bajo poderosas fuerzas mágicas y Golems, el Señor de Gaia Corona de Atlantis logró encerrar a Lord Eduardo en sus tierras antes de que acometiera contra los reinos y causara una batalla innecesaria. Esto obligó al Príncipe de Adarshyn a usar un amuleto de otrora, con el cual se desvaneció en su propia tierra y nunca más se supo de él. La tierra de Adarshyn se transformó en el Principado Perdido."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada